Iniciativa apuesta por continuar cohesionando a la sociedad valenciana en la lucha contra el maltrato del gobierno central

Gandia, 13-5-2017

Iniciativa del Poble Valencià-Compromís, ha celebrado esta mañana en Gandia reunión de su Mesa Nacional en la que se ha aprobado una Declaración para contribuir a la lucha contra la marginación que sufre el territorio valenciano por parte del gobierno central.

Los portavoces de Iniciativa, Mireia Mollà, Miquel Real y Paco García, han sido los encargados de presentar ante la militancia el informe sobre la situación política actual, así como presentar la Declaración de Gandia, que ha sido aprobada por unanimidad por los miembros del máximo órgano de decisión entre congresos de la formación ecosocialista.

Según se explica en la Declaración de Gandia, la financiación autonómica que recibe el territorio valenciano incumple la Constitución al no hacernos llegar los recursos económicos necesarios para cubrir el coste de los servicios públicos básicos. El actual sistema de financiación está caducado desde 2014 y, aunque es una obligación legal renovarlo, el gobierno de Mariano Rajoy está aplazando sine die su revisión.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 diseñados por el gobierno del PP son insultantes hacia nuestro territorio. El problema no es sólo ser la última autonomía en inversiones, sino que la diferencia entre comunidades autónomas es absolutamente inexplicable. A todo esto hay que añadir que las inversiones que el Estado presupuesta para el territorio valenciano, aunque son bastante menores que las que nos corresponden, no son ejecutadas en un porcentaje altísimo, dejando infraestructuras sin realizar durante años.

Desde Iniciativa se denuncia que el gobierno del PP está gestionando las inversiones de forma partidista, sin criterio técnico y objetivo y sin atender a la legalidad que contempla nuestro Estatuto de Autonomía, que exige que las inversiones estatales se materializan en relación al peso poblacional.

El caso valenciano es especialmente grave porque a la falta de inversiones y la financiación injusto añade una deuda asfixiante para el acumulado de financiación insuficiente próximo reproduciéndose desde hace décadas. Por eso exigimos también al gobierno central la regularización de la parte del endeudamiento de la Generalitat que tiene que ver con la infrafinanciación.

Preocupación por la corrupción

Desgraciadamente el despilfarro y el saqueo al que el PP sometió a esta autonomía sigue afectándonos hoy en día. Es decir, el gobierno del Botánico aún sigue encontrando agujeros negros cuando abre cajones, agujeros a veces causados por la corrupción y a veces simplemente por mala gestión.

La corrupción ya es la segunda preocupación de los ciudadanos según el CIS y resulta muy peligroso para una democracia que la gente rompa su confianza en instituciones tan importantes como los Ministerios de Justicia e Interior, como está ocurriendo a raíz de lo que estamos conociendo sobre los últimos casos de corrupción en los que están involucrados miembros del gobierno de Mariano Rajoy y del PP madrileño. Esto es impropio de estados democráticos avanzados y convierte esta situación en extrema gravedad.

Estamos muy preocupados por la corrupción sistémica y sistemática y por la connivencia del gobierno central con algunos investigados por corrupción. La corrupción es una enfermedad que acaba matando la democracia. Cuando se instala la corrupción en nuestros gobiernos, ésta se acaba extendiendo por las instituciones y la democracia comienza a morir.

Si los poderes del Estado funcionan y combaten la corrupción tenemos una línea de defensa, pero si dejan de funcionar peligra la democracia y la viabilidad del propio Estado.

Según Iniciativa todo esto nos debe llevar a una reflexión colectiva: poner a partidos marcados por la corrupción en gobernar es letal para la democracia. Se comienza con casos aislados, después con una corrupción sistemática, porque las prácticas corruptas se contagian, y se termina con un Estado fallido.

Los valencianos y valencianas estamos hartos del maltrato financiero sistemático y de la corrupción y decimos basta. No puede ser que los niños y niñas que nacen aquí no tengan las mismas posibilidades que los que nacen en otro territorio del estado español.

Como han establecido Les Corts por unanimidad, lo que hay que hacer son esfuerzos para cohesionar los valencianos para superar esta estafa. Cuando se maltrata a un territorio los que sufren son las personas, no es una cuestión de territorios sino de personas. Así hay que mostrar que el pueblo valenciano no está dispuesto a seguir siendo maltratado y en ese sentido utilizaremos todas las vías democráticas para llevar a cabo nuestra reivindicación, concluye la Declaración de Gandia aprobada hoy por Iniciativa.

Arxivat en: General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *